Gimnasia para estar en forma

La gimnasia es el arte de desarrollar, fortalecer y dar flexibilidad al cuerpo por medio de ejercicios con el fin de que los músculos recuperen, conserven o mejoren sus cualidades optimas de fuerza, flexibilidad y resistencia.
La gimnasia puede hacerse de varias maneras: puede ser fisiológica, con aparatos y sin aparatos.
La primera produce un desarrollo proporcionado y armonioso de los músculos y una gran actividad fisiológica de todo el organismo.
La gimnasia con aparatos provoca un aumento muy acentuado de las masas musculares que interesa trabajar en cada ejercicio.
Mantener la línea, conservar la flexibilidad, tonificar los músculos, en una palabra, estar en forma es la aspiración de toda mujer. Lo que generalmente ocurre, es que a veces no se dispone del tiempo necesario para ir al gimnasio. Por eso muchas mujeres prescinden del ejercicio físico o lo practican de forma tan irregular que apenas obtiene beneficio.

En casa se puede disponer de quince minutos diarios para practicar unos ejercicios muy sencillos, además de agradables, eficaces y que se pueden realizar en el baño o en el dormitorio y, mejor todavía si lo hay, en un pequeño jardín o en la terraza.
El primer ejercicio es el de saltar a la soga. Este juego que realizábamos de niños se convierte en uno de los ejercicios más completos que existen y forma parte del entrenamiento de muchos deportistas.
Se comienza con la duración de tres minutos y se va aumentando el ritmo y la duración del ejercicio progresivamente.
Otro ejercicio muy completo es la bicicleta. No sólo con su ejercicio se consiguen unas piernas bien torneadas, sino que también es muy beneficioso para columna vertebral y músculos de la espalda. Es recomendable y de resultados excelentes para las personas que sufren problemas circulatorios.
Se pueden empezar por cinco minutos diarios y, poco a poco, irlos aumentando hasta quince.

Compartir
Responses are currently closed, but you can trackback from your own site.

Comments are closed.