Síntomas de una mala digestión.

Falta de energía: los alimentos mal digeridos no son absorbidos por el torrente sanguíneo.
Por lo tanto, gran parte de dichos alimentos queda en el intestino en lugar de ser
transportadas a las células para generar energía.

Deficiencias nutritivas: Las vitaminas y los minerales esenciales para la vida provienen de la
alimentación, por lo que es muy probable que la mala digestión y absorción de los alimentos
produzca deficiencias nutritivas múltiples. Tales deficiencias pueden tener consecuencias de
gran alcance y a largo plazo, desde cansancio hasta un mayor riesgo de sufrir afecciones
cardiacas y cáncer.

Malestar digestivo: Si el sistema digestivo es ineficaz, los alimentos no digeridos o digeridos
en forma parcial pueden fermentar en el intestino. Esto puede provocar gases,eructos y
flatulencias, así como hinchazón y dolor abdominal.

Alteración del movimiento de los intestinos: la mala digestión genera constipación o flojedad
intestinal y a veces una combinación de ambas.

Compartir
You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.